• S.Ch.

Una cita con la mentira

Mis à jour : 25 déc. 2020

Ella, siempre presente en la cita.

La ves llegar; su figura fina, atractiva, seductora.

La mentira que roe, que envuelve, que retuerce.


¿ Cómo es tu encuentro ?

Al borde del agua, sentado a la mesa, una silla fría.

Al borde del sillón, los muros desnudos, la decoración fría.

La noche cayendo, arriba el cielo inmutable y alrededor las luces ténues.


¿ Cómo te preparas ?

Tus rasgos como una máscara, siempre la misma, a veces distinta.

Con el mismo discurso, a veces un tono diferente;

un poco más suave, un poco más duro, un poco más blando.


Atrapado, sus lianas te rodearon.

Seducido, sus ojos claros te van a enlazar.

Orgulloso, sus palabras te engañaron.

Cegado, sus labios furiosos te van a sofocar.


Si solamente pudieras escapar a sus ideas firmes, cautivadoras, apetitosas.

Antes de que ella llegue y camine hacia tí mirándote...

Se hace la indiferente cuando codicia tu alma.

Tú la deseas por sus ademanes encantadores, su mirada desafiante, su discurso convincente

cuando percibes la sed de su boca.

Lástima, presente a la cita doblegaste tu voluntad.

Ella te conquista gota a gota de segundo en segundo.

Ella te invade poco a poco de más en más.


Ella no cesa de multiplicar sus garras...

hasta arrancar tu piel, tu sensibilidad,

hasta destrozar tu razón, tu libertad.

Ta vez la encuentres hermosa a la luz de la luna...

¡ Falso ! ¡ Demente ! Ella es espantosa para toda la eternidad.

Y si el veneno de la mentira penetra tu corazón, ¿ cómo escaparás ?

Y si se trepa a tus venas, ¿ como te librarás ?


Mira mis dientes, mentira; no soy más bonita cuando te los muestro.

No busco tu admiración, tu condenación me caza, no quiero más tu lazo.

Corro lejos hasta estar exhausta y no mirar más esa belleza ardiente... ¡ Ella miente !

Esa silueta esbelta ... ¡ Ella miente !

Esa voz, ese carácter, esa apariencia determinada... ¡ Ella miente !

Su flor se desintegra como el polvo entre los dedos.


¡ Ella ! ¡ Siempre presente en la cita !

Su perfume me ha deslumbrado, embriagado de sus intenciones, turbado por su sonrisa.

La mentira que despedaza, que degolla, que destruye.


Hoy ella llega pero yo olvidé su nombre, la dirección de la cita, la hora.

Estoy roto, encadenado, inclinado ante su astucia, arrastrado a la perdición de la mentira...

¿ Quién me liberará de sus cuerdas ?



Crédito Foto: Scarlett Raifur

5 vues

©2020 par Histoires d'ajourd'hui. Créé avec Wix.com