• S.Ch.

Persistente

Mis à jour : oct. 5

Agárrate bien. Sé cabezota, continúa, continúa, continúa.

Avanza, corre, salta, baila, vuelve a empezar y después ¡sigue bailando!

Sé cabezota, terriblemente cabezota, sigue tu camino con perseverancia, tenacidad con una persistencia irrompible.


Una y otra vez, levántate. Soporta, mantente callado. Vuelve a empezar, guarda silencio. Cuida tu corazón. Aguanta, sorpota. Acepta. Agacha la cabeza. Resiste el mal con el bien.


Baila mucho y cuando tus pies estén cansados baila el doble.

Fuerte muy fuerte canta, deja tu voz salir de ti, elevarse como el humo; disipándose en el aire. Lléndose en el viento, tus palabras, tus gritos, tus sueños.


Y en un instante CLASH. Deja que tu mente estalle en el interior.

Rompe todos los códigos, como un fuego artificial, deja que todo se vaya. Te abandone, se aleje, liberándote.

Todo lo que te retiene, las cadenas que te llevaban en una única dirección.

Cambia tu mirada.


Destruye tu forma de pensar para reconstruir una mejor.

CLASH, BUM, ARGGG. Ruge como una leona, abre los brazos, rompe cada cliché, cada expectativa, cada cajón en el que te has encerrado durante tanto tiempo.

Deja que la tierra tiemble bajo tus pies, que tu alma se mueva, tus miedos se derrumben.

Cambia para vivir.

Cambia para respirar.

Cambiar para anvanzar, diferente.

 Crédito Foto: Lopez Robin

Transforma tu corazón.

Renueva tu inteligencia.

Tritura tu entendimiento en mil pedazos, porque no podrás comprender lo nuevo

más que con ojos renovados.


Cambia de vestido.

Cambia el peso de tus pies, de uno al otro.

Varía el sonido de tu voz.

Escribe letras de amor que no enviarás, porque no tienen receptor, pero al menos habrás hablado al papel en blanco de tu corazón.


Escucha, en el interior, continúan; esos latidos.

Déjales desmontar todo tu pensamiento hasta este día para reinventar uno nuevo.


Yo lo creo, yo lo se. ¿ Y tú, tienes esa esperanza ?


Escucha: tu cerebro, tus neuronas, de la cabeza hasta los pies, todo de tí puede renovarse.

Déjate transformar. Come del alimento espiritual y deja al Espíritu de Dios actuar en tí. Para quebrar tus murallas. Penetrar hasta las profundidades de tu intimidad, en lo secreto de tu alma escondida. Déjate atravesar para que tu alma y espíritu sean separados.

¡ Ah !

Que la única mano poderosa de este universo, la que tiene la vida y la muerte entre sus dedos toque tiernamente tus huesos, los haga estremecer.

Deja el soplo de aire, dulce y fresco, cálido y afilado, introducirse en lo más profundo de tu ser hasta separar las conyunturas y los tuétanos.

Tus sentimientos y pensamientos quedarán entonces expuestos, sobre una tablón blanco. Delante de tus ojos y los verás al fin, con otra mirada.


Déjate empapar para renovar tus fuerzas.

Crédito Foto : Holger Link

Me dejé transformar, cada día

queriendo construir una casa en el interior

cultivé un jardín de flores

y la semilla

murió

en lo hondo, muy profundo

y las raíces crecieron;

algunas gruesas

otras finas

otras emprotradas

y todas iban más y más

lejos y lejos

en las profundidades de la tierra,

de mi alma

queriendo abrazar, encontrar y aferrar

la única verdad

la vida eterna

y permanecer para siempre

entre los brazos de aquel que

me ama

Y depués treparon

apretando el tronco

tan fuerte que se integraron

en él

creciendo hacia lo alto

estirándose hacia el cielo

para tocar con la punta de los dedos

otra realidad

un futuro

una promesa.


Crédito dibujo: S.Ch.

#coraje #fuerza #avanzar #recorrido #dificultados #pruebas #perseverar #fe #persistencia #inspiración #motivación #entusiasmo #continuar #reinventarse #recomenzar #historiasdehoy #histoiresdaujourdhui

9 vues

©2020 par Histoires d'ajourd'hui. Créé avec Wix.com