• S.Ch.

El día que me iré en moto

Hay objetivos que nos fijamos en la vida.


Este es uno de los míos: aprender a hacer eso, conducir una moto grande, e irme a algún lugar bonito. Llegar. Bajarme con mi mochila. Quedarme algunos días rodeada de la bella naturaleza.

Mirar al cielo. Volver a montarme en la moto y acelerar. Cambiar de lugar. Viajar. Ver. Observar. Y sentir el viento contra mí. Y deberé esquivar los vehículos. Y deberé tener esa gran máquina bajo control . Voy a encontrar esa fuerza dentro de mi cuerpo, en mi cabeza, en mis dedos, en mi determinación.


Porque durante largo tiempo me mentí sobre las cosas que podía o no podía hacer. Conducir una moto era una de ellas. Pero llegará el día que mi presente no será más, viviré otro período y habré trabajado para alcanzar ese objetivo. Y seré capable. Hoy creo que puedo hacerlo, independientemente que al final se concretice o no. La vida tiene tantas vueltas.


Es bello hablar de sus sueños. El día que los saboreamos es aún más delicioso.

AH, pero estoy tranquila sobre el final de esa historia porque llegará el día que me iré en moto....si Dios quiere.


Únicamente y solamente si Dios quiere, cuando Dios quiera y porque Él habrá previsto un fin detrás de todo eso. Todo está perfectamente alineado en el pensamiento del Todopoderoso. Y no hay ningún sueño al que aspire fuera de su voluntad.


¿ Y si ese sueño es también un sueño de Dios para mi con un objetivo bien preciso que será necesariamente bueno en su plan perfecto?


Sólo el tiempo lo dirá.


Yo lo creo. Yo lo se. ¿Y tú, tienes esa esperanza?


Entonces entrega tus sueños entre las manos de Dios. Y continúa a trabajar en tus objetivos con confianza porque ¡el Dios eterno es soberano!


Crédito foto: Jeremy Bishop 1 y 2

#moto #escapada #viaje #fuerza #sueños #mentiras #verdades #fé #creer #voluntad #Dios #Jésus #arteparadios #historiasdehoy #histoiresdaujourdhui


4 vues

©2020 par Histoires d'ajourd'hui. Créé avec Wix.com