• S.Ch.

Ama con todo tu corazón

Mis à jour : juil. 7

Ama, cuando estás enamorado, ama

Ama, cuando estés feliz, ama

Ama, cuando eres bendecido, ama


Ama, cuando estás solo, ama

Ama, cuando tienes un problema, ama

Ama, cuando no ves la solución, ama


Ama, cuando respiras, ama

Ama, cuando danzas, ama

Ama, cuando cantas, ama


Ama, cuando estás confundido, ama

Ama, cuando no ves ni piensas claramente, ama

Ama, cuando te falta coraje, ama

Ama, cuando te fallan las fuerzas, ama


Ama, cuando tu corazón late fuerte, ama

Ama, cuando ríes, ama

Mientras vives, ama


Ama, cuando tienes el corazón roto, ama

Ama, cuando estás triste, ama

Aun cuando es doloroso y difícil, ama


Ama cuando todo va bien

Ama cuando todo va mal


Ama cuando te digan sí

Ama cuando te digan no


Ama cuando tengas todo

Ama cuando ya no te quede nada


Ama profundamente, ardientemente, sinceramente.

Ama a Dios y todas tus emociones, las buenas y las menos buenos, las malas y las revigorantes se anclarán en él.


Ama, ama, ama con todo tu corazón

con todas tus fuerzas

con todo tu alma y ser.


Porque el amor es darse, más allá de las expectativas, las circunstancias, las alegrías o las penas. El amor es darse más allá de todo, a pesar de todo, dar nuestro todo.


Toda mi vida he corrido tras el amor.

Yo sé que no sabemos amar, aun cuando creemos saber alguna cosa, tocamos el amor con la punto de los dedos y... blup. Desaparece. Espejismo. Decepción. Error.


Siempre he conservado la ilusión.

Hay dulces momentos en los que logramos expresar ese maravilloso sentimiento.

Esa profundidad en nosotros, entregamos un pedacito de nosotros mismos.

Son momentos que atesoramos en nuestra alma.


¿ Tengo yo pues derecho a hablar de amor, llenarme la boca hablando de amor ?

Yo como tú, no consigo siempre en la vida amar al otro, cuidarlo como él necesita, ser bueno en todos mis pensamientos y acciones. Incluso conmigo misma. No sabemos siempre qué es lo mejor. Solo Dios es bueno. Deseamos a los demás y a nosotros mismos lo mejor, simplemente muchas veces es difícil de ver. Ver a través otros ojos que los propios, y tener el buen gesto, la palabra justa. Aceptar un cambio de dirección. Aceptar un adiós.


¿ Qué hacer entonces ? Orar a Jesús. Pedirle que cuide al otro, que guarde nuestros corazones. Y después seguir amando, minuto tras minuto. Caída tras caída. Noche tras día, momento delicioso tras momento de extravío.


Seguir amando. Seguir amando como podemos, como somos. Dios va a ir enseñándonos a amar como él : entregándonos.


Yo lo creo, lo sé. ¿ Y tú, tienes esa esperanza ?


Entonces, ama.



Crédito foto: Jackson David

#amor #ama #fé #perseverar #Dios #Jesús #dolor #alegria #pena #éxito #relaciones #soledad #vida #arteparadios #historiasdehoy #artpourdieu #artetfoi #artchrétien #histoiresdaujourdhui



11 vues

©2020 par Histoires d'ajourd'hui. Créé avec Wix.com